Deteniendo sus propias velas.